AGUA cmyk top

Controles de agua potable en Colonia Molina

Es un distrito de Guaymallén con gran crecimiento edilicio. Las obras en curso dotarán de agua potable a usuarios actualmente no conectados.

(Prensa EPAS 23/03/17) Esta semana, inspectores del ente regulador tomaron muestras para análisis físico químicos y bacteriológicos y controlaron caudal y nivel dinámico del pozo que proveerá a la zona.

Asimismo inspeccionaron la obra de construcción de la nueva planta potabilizadora –salas de bombas y cloración y cisterna- , la que será manejada por el operador al que EPAS le otorgue el área servida.

Actualmente son 220 hogares los que esperan recibir suministro, dentro de un año se calcula que llegarán a 500, por existir varios barrios en construcción.

El rol del ente regulador

Dar agua potable a vecinos sin servicio es una tarea paso a paso, en la que el ente regulador articula acciones entre las partes, aprueba proyectos, controla la ejecución de obras y realiza todos los controles necesarios para asegurar la calidad del servicio.

El proyecto original de agua potable para Colonia Molina se originó en la Cátedra de Ingeniería Sanitaria de la UNCuyo, dirigida por el ingeniero Edgardo Ghellinasa, y fue impulsado por los vecinos sin servicio del distrito, con la aprobación del ente regulador.

El tendido de redes se financió entre los vecinos y la Municipalidad de Guaymallén, quien también financia y construye la planta potabilizadora.

EPAS, por su parte, desde su Programa de Asistencia Operativa aportó los $68.909.- que costó la electrobomba 40HP que opera ya la perforación.

SOLICITAMOS TOMAR CONCIENCIA Y CUIDAR EL AGUA POTABLE

Como todos los años desde el EPAS pedimos a la población un uso responsable y medido del agua potable, debido a las altas temperaturas que se pronostican para estos días el consumo de agua aumenta y las reservas de las plantas potabilizadoras de Mendoza no alcanzan la producción necesaria para solventar a toda los rincones de la provincia.

Sin embargo, al aumento lógico de consumo por las condiciones meteorológicas de estos días, se suma la desaprensión y falta de solidaridad de muchos ciudadanos que insisten en regar a manto sus jardines dejando la manguera “tirada”, o activan por tiempos desmedidos los sistemas de aspersión, o lavan veredas y automóviles con manguera o hidrolavadora.

Ponernos en el lugar de los otros, imaginar por un momento lo duro que es no tener agua en casa, sobre todo si hay ancianos o niños, y restringir el uso que hacemos de ella, es una Obligación solidaria de igual jerarquía que el Derecho que todo ser humano tiene a contar con agua segura.

Debemos recordar que seguimos en Emergencia Hídrica, por tal motivo el ente regulador solicita, además de realizar un consumo restringido a los usos esenciales, poner atención a la preservación de las reservas domiciliarias.

La aplicación de multas se da en el exterior de las viviendas; es necesario que también seamos responsables y solidarios en el uso del servicio al interior de los domicilios.

Recomendaciones importantes para el cuidado del agua potable.

El riego de calles no pavimentadas y el uso de sistemas de aspersión también deben realizarse en el horario de 22 a 8hs.

Cerrar las canillas mientras no se usa el agua: al lavar platos y verduras, al cepillarse los dientes, al bañarse o afeitarse.

Regular la intensidad del chorro de agua no abriendo siempre al máximo la canilla.

Realizar duchas cortas.

No accionar innecesariamente el mecanismo del inodoro.

MEJORAS DE AGUA POTABLE PARA SAN RAFAEL

bb y tanque vertical

Las mejoras integrales del servicio de la Cooperativa Goudge están listas en un 95%. El presidente de EPAS, Javier Montoro, visitó las instalaciones.

El distrito sanrafaelino Goudge contará con importantes mejoras del servicio de agua potable. Se trata de la ampliación de la actual planta potabilizadora, una nueva perforación, cinco kilómetros nuevos de red distribuidora y 82 conexiones nuevas. La inversión es de $ 1.242.831,5.-, subsidiados al 100% con fondos nacionales administrados por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento –ENOHSA-. Significará más calidad de servicio para 800 familias de la zona, tanto de condición rural como urbana.

El presidente del ente regulador, organismo ejecutor de la obra, recorrió el pasado fin de semana las instalaciones para interiorizarse de las novedades y avances. Fue recibido en el lugar por el presidente cooperativo, Emilio Fernández, y el miembro de la Comisión Directiva y a la vez delegado municipal, Jorge Cañadas. Se intercambiaron conceptos en torno al funcionamiento inminente de las obras y el plan de conexiones domiciliarias de nuevos usuarios.

Montoro destacó el equipamiento tecnológico incorporado como herramienta para la mejora en la gestión del servicio. Por un lado el tablero que permite, ante la contingencia de un corte del suministro eléctrico de red, la inmediata conexión a un generador como fuente alternativa de energía. Esto permite minimizar los perjuicios a los usuarios dado que el trabajo del pozo no se detiene.

Por otro lado se ha instalado a la salida del pozo un caudalímetro para medir la producción del mismo y estimar la ecuación productiva. Complementado esto último con el sistema medido con el cual se les factura a los casi 400 usuarios de Cooperativa Goudge, se avanza en forma concreta en el registro de oferta y demanda de agua potable de la zona.

Esta obra se inscribe dentro de las acciones generales impulsadas por el Ente Provincial del Agua y el Saneamiento en pos de mejorar la cantidad y calidad de servicios que reciben hoy los mendocinos conectados a la vez que se busca avanzar en brindar servicio a quienes no lo tienen todavía. La población sin acceso al agua potable en Mendoza orilla el 11% de la población y se encuentra diseminada mayormente en alta montaña, desierto y zonas rurales alejadas.

Leer más: MEJORAS DE AGUA POTABLE PARA SAN RAFAEL

Agua Potable

 

 

Se denomina agua potable o agua para consumo humano, al agua que puede ser consumida sin restricción debido a que, gracias a un proceso de potabilización, no representa un riesgo para la salud. El término se aplica al agua que cumple con las normas de calidad promulgadas por las autoridades locales e internacionales.

Cuando hablamos de agua potable hacemos referencia a aquella que ha sido debidamente tratada, encontrándose en condiciones óptimas para el consumo humano.

¿De donde proviene el agua potable?

El agua puede provenir de diferentes tipos de fuentes.

El agua natural o agua cruda, destinada a consumo humano proviene de ríos lagos y vertientes (fuentes superficiales) y de perforaciones (fuentes subterráneas).

Fuente superficial:

Es aquella que se encuentra en arroyos, ríos, lagos, etc. El agua superficial, al estar expuesta al medio que la rodea, presenta turbiedad y color. Esto hace que sea tan importante el proceso de potabilización, previo a su entrega para consumo.

Fuente subterránea:

Es aquella que se encuentra bajo la superficie terrestre (en pozos profundos). El agua proveniente de las lluvias, que se infiltra a través de las capas permeables del suelo, detiene su recorrido cuando se encuentra con una capa impermeable, formando lo que se llama "napa" o capa de agua subterránea. Estas capas se dividen en freáticas y confinadas. Las capas freáticas se encuentran a poca profundidad y carecen de presión, por lo que al perforar un pozo no suben del nivel en que se las encuentra. No son aptas para el consumo humano ya que al entrar en contacto con las aguas ya usadas por el hombre (desechos, pozos ciegos, etc) generalmente resultan contaminadas. Las capas de aguas confinadas, son las que están ubicadas a mayor profundidad que las freáticas, entre capas de suelo impermeables. Estas pueden clasificarse en ascendentes y surgentes. Las surgentes son aquellas que cuando se las alcanza con la perforación, ascienden a la superficie del terreno por la presión interior a que está sometido el fluido. Estas napas son las aptas para el consumo.

Generalmente las aguas superficiales necesitan de un proceso específico para llegar a ser potable.

Este proceso complejo se denomina Potabilización del Agua y abarca diferentes etapas que a continuación van a ser explicadas.

La captación de aguas superficiales se realiza por medio de tomas de agua que se hacen en los ríos o diques.

El agua proveniente de ríos está expuesta a la incorporación de materiales y microorganismos requiriendo un proceso más complejo para su tratamiento. La turbiedad, el contenido mineral y el grado de contaminación varían según la época del año.

El agua de los ríos proviene principalmente de la fusión de la nieve caída durante el invierno y de la fusión de glaciares. El agua de lluvia es un aporte esporádico ya que no llueve frecuentemente en Mendoza.

En su camino por el lecho del río va disolviendo sales, siendo importante en Mendoza la presencia del carbonato de calcio que la califica como “agua dura”.

Conducción: Desde la toma de agua del río hasta los presedimentadores, el agua se conduce por medio de acueductos ó canales abiertos. Esta etapa se realiza en piletas preparadas para retener los sólidos sedimentables (arenas) que por ser más pesados caen al fondo.

Toma

Desarenado: entra a una pileta en la que sedimentan sólidos como la arena.

Sulfato de aluminio y cal

Floculación: De las piletas de pre sedimentación es conducida a una pileta donde se le incorpora sulfato de aluminio y cal, con el objeto de agrupar las partículas que producen la turbiedad y facilitar posteriormente su eliminación (FLOC)

Filtracion

Sedimentación: La sedimentación se realiza en decantadores o piletas de capacidad variable, según la Planta potabilizadora. Allí se produce la decantación de los flocs, que precipitan al fondo del decantador formando barros. Normalmente la retención de velocidad del agua que se produce en esta zona es de 40 minutos a una hora.

Sedimentación

Filtración: pasa por un filtro de arena que retiene impurezas y partículas finas que todavía producen turbiedad. Al pasar el agua por arena, quedan retenidas las partículas finas que producen la turbiedad que quedó luego de la sedimentación en la pileta anterior.

Desinfección final: el agua limpia ingresa a una cisterna o pileta techada con conductos de ventilación en el techo. Se le agrega un desinfectante para completar la eliminación de bacterias. Aquí se le agrega un desinfectante para eliminar las bacterias que puedan perjudicar la salud. La desinfección se realiza con cloro gaseoso o con lavandina. La cisterna permite abastecer de agua sin interrumpir el servicio cuando en ciertos horarios se consume más agua de la que se produce. Es un efecto amortiguador.

Cisterna